Últimas entradas de Alberto López (ver todo)

Qué es el team building y ejemplos de actividades en equipo

Tener a tu equipo contento no solo va a significar buen rollo en la oficina; sino que va a servir para crear un ambiente laboral óptimo, donde el rendimiento se incrementa, al igual que la productividad.

La fórmula matemática es bien sencilla: 

trabajadores contentos=mayor implicación=mayores beneficios 

Así que, aunque sea solo por puro egoísmo (que no es mi caso, vale), hay que incentivar de alguna forma esa interacción, esa COMUNICACIÓN INTERNA. Y, para ello, fomentar actividades creativas de team building es todo un acierto.

Pero, antes de nada, ¿qué es un team building?

El team building o la construcción de equipos define a todas esas actividades que sirven para mejorar esto mismo: para cohesionar a un grupo (en este caso empresarial), fomentando las relaciones interpersonales de los distintos miembros.

Es decir, gracias a los diferentes ejemplos de team building se consigue que “Pepito de desarrollo web conozca, de verdad, a José de Social Media”, lo que también va a ser positivo en el trabajo. 

Las actividades de team building son esenciales para descubrir aspectos más profundos de las personas con las que trabajamos día a día y que en un ámbito laboral no suelen aflorar. 

Con el team building se crean vínculos más fuertes, lo que acarrea una mejora importante en la unión del equipo, en la toma de decisiones, así como en la resolución de problemas. Aspectos que son elementales para el buen funcionamiento de una empresa.

El team building en las empresas, un bien necesario

A mí me gusta decir que en Wanatop somos como un equipo de rugby. En este deporte de balón, a diferencia del fútbol, por ejemplo, ningún jugador destaca por encima de otro. 

Sí, vas a encontrar casos extraordinarios como el del ya fallecido Jonah Lomu (un ala de casi 2 metros y 120 kg de peso); pero, en general, talonadores, zagueros, alas, torres o delanteros van a ir al unísono, a ganar el partido. Cada uno de ellos, cumpliendo su rol; pero teniendo en cuenta de que, sin el resto, no son nada.

Por eso, es tan importante incentivar actividades de team building tanto oficiales como improvisadas. Saber que se cuenta con un papel dentro de una organización (ya sea de 300 empleados como de 30 o 3) y que, junto al resto de compañeros y compañeras, vas a crear la simbiosis perfecta.

Este tipo de dinámicas de grupo son muy utilizadas en Recursos Humanos, porque se sabe que es el mejor modo de sacar a la luz todo ese talento –que, a veces, por pura vergüenza- no se ve reflejado en su totalidad.

Como decía el maestro Hemingway: “la mejor forma de saber si puedes confiar en alguien es confiando en él”. 

Beneficios del team building en las empresas

El team building es la mejor forma de relacionarnos entre personas de una misma empresa. Da igual el puesto o la jerarquía de mando. Que un becario tenga el mismo respeto que el más veterano, que no se nos olvide que ante todo somos personas.

Las empresas que ofrecen team building en distintos ejercicios son conscientes de sus múltiples beneficios (tanto internos como externos):

  • Facilitar el trabajo en equipo.
  • Generar un ambiente laboral cómodo y agradable.
  • Extender la positividad, el interés y la motivación.
  • Impulsar la comunicación interna.
  • Incrementar la productividad. 
  • Identificar fortalezas y debilidades y ver cómo mejorar.
  • Labrar un desarrollo laboral y personal.
  • Liberar la creatividad y el conocimiento.
  • Promover la competitividad sana y el liderazgo.
  • Mejorar la imagen de marca (tanto fuera como dentro).
  • Obtener los objetivos empresariales.

Pero, ¿cómo unir a un equipo de trabajo?

El proceso no es fácil. “Cada uno es de su padre y de su madre” y conseguir formar un conglomerado fuerte y sin quiebras no es tarea sencilla.

Yo me apoyo en el team building, claro está. Pero lograr esa cohesión no solo se consigue con actividades divertidas o salidas de vez en cuando. El trabajo debe ser diario. 

Que el trabajador o trabajadora se sienta a gusto en su puesto. Y esto implica un equipo profesional y cercano, un trato de tú a tú, unas buenas condiciones laborales o un lugar en el que no sentirse estancado.

Sin embargo, las actividades de team building cobran una especial importancia en todo este procedimiento. Son la harina que liga la salsa, que le da consistencia y homogeneidad.

¿Qué actividades hacer para un team building?

Promover actividades de team building originales y divertidas es uno de nuestros cometidos. Disfrutar, desconectar, divertirse… pasar un buen rato entre compañeros. Para ello, existen 2 tipos de actividades de team building:

  • Actividades outdoor
  • Actividades indoor

¿Qué son las actividades outdoor? ¿Y las indoor?

Respondo a estas preguntas, ya que están muy formuladas:

Por un lado, las actividades outdoor responden a esos ejercicios de team building que se realizan al aire libre. Fuera de la oficina y, si puede ser, en espacios verdes y grandes. En estos casos, se fomenta la actividad física y el deporte, a través de dinámicas grupales sencillas. Por ejemplo: una búsqueda del tesoro. 

Por otro lado, los ejercicios indoor no se llevan a cabo en el lugar de trabajo, pero sí se realizan en espacios cerrados. Aquí, normalmente, se trabajan la creatividad, la lógica, la estrategia… Una escape room es un buen ejemplo de actividad indoor.

A continuación, descubre de primera mano qué es el team building y ejemplos de actividades en equipo.

13 ejemplos de team building para tu empresa

¿Qué actividades se pueden hacer en equipo? Echa un vistazo a estos 13 ejemplos:

  1. Comencemos con una presentación

Que una persona llegue nueva a una empresa supone un cambio global, ya no solo a nivel de trabajo, sino también emocional. Quizás esa persona sea nueva en la ciudad o venga de un entorno laboral muy distinto… Sea como sea, es muy importante por parte del resto del equipo propiciar una calurosa bienvenida.

Sí, saber romper el hielo. Tener presente que debe adaptarse a un nuevo lugar, a unos nuevos modos de trabajo; además de memorizar unos cuantos nombres. 

Para ello, ofrecer un kit de bienvenida es todo un acierto. Ya sea offline u online, pero que en ese kit no falte información relevante sobre la empresa: desde un organigrama, hasta conocer la historia de la entidad; pasando por cuestiones tan básicas como quiénes son los clientes con los que va a trabajar.

En definitiva, mostrar de dónde venimos, quiénes somos y adónde vamos. 

Además, es recomendable que la persona nueva conozca cada departamento y, por lo menos, a uno de sus integrantes que le explique el funcionamiento del mismo. Que esa persona se sienta arropada desde el principio.

  1. Comités específicos entre los trabajadores

Los comités son, sin duda, una forma de integración y contacto entre las diferentes personas de una empresa con las que no se suele coincidir. Estos comités se crean de grupos voluntarios que buscan mejorar la empresa.

Exponer propuestas, pensar soluciones y presentarlas a dirección para poder implementarlas. Todo un trabajo en equipo, del que se obtiene lo mejor de cada uno.

Desde Wanatop, por ejemplo, contamos con 4 comités distintos:

  • Agency life: Se ocupa de mejorar la estancia de los trabajadores y su vida en equipo. 
  • Human friendly: Fomenta el contacto humano en la agencia: relaciones diarias, salud mental, ecología, infraestructura…
  • Formación: Trabaja en los aspectos formativos del equipo.
  • Salud y deporte: Cuida de nuestro bienestar general.

Cada uno de ellos busca el bien del grupo, desde distintas perspectivas.

  1. Team building y teletrabajo: ¿y por qué no ‘teledesayunar’ juntos?

El team building online se convirtió en los meses de confinamiento en toda una necesidad. El mundo estaba encerrado en su casa y el ordenador se convirtió en una maravillosa vía de escape. 

De ahí que muchas empresas optaran por actividades de team building virtual: videojuegos, webinars, concursos, fiestas virtuales… y sí, los teledesayunos también son una gran idea.

Compartir el café con tus compañeras y compañeros, a través de la webcam, supuso para muchas personas su momento del día más esperado.

El team building debe adaptarse a los nuevos tiempos y, por desgracia, estos tiempos van de la mano de las cuarentenas por COVID.

  1. Celebrar cumpleaños, fiestas… 

“Celebrar” es un término del latín, que deriva del adjetivo “celeber” (numeroso, abundante, concurrido…). Es decir, “celebrar” es sinónimo de estar con tu gente y, por eso, es tan importante.

Desde los cumpleaños del mes, hasta la Navidad; pasando por un éxito laboral: un picoteo con el equipo es siempre bienvenido. De hecho, celebrar juntos lo bueno ayuda también a estar juntos en lo malo.

  1. Un espacio de relax en la ofi

No somos máquinas. No tenemos un botón de reset que nos reinicie. Así que es necesario un descanso durante la jornada laboral. 

Además de la media hora de rigor, levantarse cada hora para ir a por agua o al baño ayuda a despejar la mente. También se recomienda crear en la oficina un lugar tranquilo para desconectar del trabajo. Por ejemplo, alrededor de una máquina de café, colocar un sofá en el que sentarse y estar cómodo.

  1. “Mens sana in corpore sano”: apuesta por el deporte

El deporte es fundamental, tanto para el cuerpo como para la mente. Un bienestar general que, en compañía, es doblemente satisfactorio.

Carreras populares, excursiones, charlas nutricionales… todas estas actividades son muy interesantes como ejercicios de team building en la empresa.

  1. Jornadas retrospectivas

Yo siempre digo que la transparencia es clave. Por ello, con este tipo de jornadas o reuniones generales mensuales, es muy interesante compartir entre todos los trabajadores la visión de la empresa; así como generar un espacio de debate y creatividad.

¿Un consejo? Cambia de vez en cuando de escenario: el acuario de tu ciudad, el parque del barrio o el aula de un colegio cercano también pueden extrapolar la oficina.

  1. “Compartir es vivir” o actividades de voluntariado

Además de los comités que ya he mencionado, que todos los miembros de una empresa se impliquen en un proyecto solidario es de un orgullo increíble. “Solidaridad”, “compromiso”, “empatía” son algunas de las palabras que reinan en este tipo de actividades voluntarias.

Hay muchos colectivos que necesitan ayuda y poder aportar tu granito de arena siempre es bueno. 

  1. Speeches internos para conocerse mejor

¿Para qué sirve el team building? Este es un ejemplo claro. Con cierta periodicidad, proponer que un integrante de la empresa cuente algo sobre él o ella. Un dato que el resto no conocía.

Por ejemplo, a lo mejor Pepito (sí, siempre pongo el mismo nombre) tiene su banda de rock y toca la guitarra de lujo o, a lo mejor, José ha publicado un libro o es coleccionista de sellos. Who knows?

  1. Planifica un viaje o escapada

En definitiva, un día fuera de la oficina. Una escapada de fin de semana a un congreso o a la playa, da igual. Lo importante es salir de ese entorno rutinario y convivir en otro muy distinto.

  1. Formaciones extra

Una formación continua es muy relevante. Y más en sectores tan mutantes como el marketing digital, donde las updates surgen casi cada día. 

Por eso, formaciones interdepartamentales, propias o externas creo que son muy importantes. Porque fluir el conocimiento entre los distintos trabajadores es siempre muy positivo y gratificante.

  1. Gamificación: los juegos en team building también triunfan

Todo el mundo tiene su niño o niña interior. Esto es así: las ventajas de la gamificación están más que demostradas en el entorno laboral. Concursos, bingos virtuales, desafíos, juegos de mesa… También son interesantes ideas para team building.

  1. Reconocimiento común

Y una de mis actividades favoritas en el team building empresarial: reconocer el trabajo de los demás. Que los empleados y empleadas compartan ante el resto, la dedicación de ese colega.

Los kudos online son una excelente forma de reconocer esa dedicación o ayuda. Si eres de un estilo más clásico, un buzón de sugerencias es también una muy buena opción.