De nuevo el reto del negro sobre blanco. El reto de escribir.

El primer post siempre es una declaración de intenciones, y un blog siempre debería ser algo personal.

Para mi un blog es tan personal que siempre los he utilizado con ánimo de practicar, de volcar conocimientos para afianzarlos al pensarlos y verme obligado a escribir.

He tenido muchos blogs, de muchos temas.

Pero llega un día en que uno piensa ¿Mi personalidad está dividida en piezas como un puzzle? ¿Me hace falta un blog para cada una de mis inquietudes? ¿Una cuenta de Instagram para cada una de mis pasiones?

Un proverbio chino dice, cada uno de nuestros actos refleja la totalidad de lo que somos.

Ese es mi nuevo reto, comenzar un proyecto que aporte, al que escribe y al que lee, y que no tenga escapatoria a reflejar los matices de una trama tan compleja como puede ser una personalidad.

Estamos en una época en la que nunca ha habido tantos blogs, tantos contenidos, tan extensos, y sin embargo todo más carente de personalidad y de interés que nunca.

Publicidad, afiliación, monetización, fuinnels, infoproductos, ego, etc. Contaminamos Internet como contaminamos el planeta.

Lo siento, yo me bajo del tren y hago un blog de la vieja escuela, donde el que pone la cara es el que ha escrito el artículo, donde se habla bajo la experiencia real, y se deja hueco no escribiendo de un tema si es que otro lo va a hacer mejor.

Esta es mi declaración de intenciones, hacer un blog y que sea personal.

Arrancando de cero, con las ganas y energía de cuando compras tu primer dominio.

Gracias por llegar hasta aquí.

 

Ayudo a profesionales

y emprendedores

Únete a la comunidad suscribiéndote con tu email y sigue creciendo en marketing, management y productividad personal.

Ayudo a profesionales
y emprendedores

¡Hecho!